Se alargó la racha vendedora del Banco Central: se tuvo que desprender de otros US5 millones

El Banco Central (BCRA) no pudo recomprar reservas hoy por quinta rueda consecutiva, aunque la liquidación de dólar soja mostró una buena recuperación, escalando hasta los US$99 millones, el mayor monto ingresado por la “CAM 9″ del MAE -la rueda que habilita al ente oficial a pagar $300 por dólar- desde los US$105,8 millones que estos exportadores habían liquidado el miércoles pasado.

Por el contrario, debió asistir al mercado con otros US$125 millones de su muy magra tenencia, algo que habría logrado en parte gracias a la conversión de yuanes que ya le habilitó por unos US$4000 millones el swap pactado con China, mientras aguarda la posibilidad de activar el último tramo por US$1000 millones de la opción por un total de US$5000 millones concedida a una tasa que rondaría el 7% anual.

El rojo de la segunda rueda del mes (que eleva a unos US$258 millones el monto total vendido en mayo) deja a la vista el desequilibrio que mantiene la plaza cambiaria oficial pese a los intentos oficiales de reequilibrarla recortando algo más la demanda (se alargaron los plazos para pagos de servicios profesionales y fletes) o tratando que parte de las operaciones comerciales se pacten en otras divisas (yuanes, reales) para aliviar la demanda local de dólares estadounidenses.

Después de todo, al cabo de las últimas cinco ruedas, el BCRA ya sacrificó unos US$453 millones en intervenciones vendedoras sobre el mercado para mantener bajo control el ritmo de desplazamiento del dólar oficial, que cerró el día a $224,80 y $225,20 para compra y venta respectivamente, es decir, $0,55 (0,21%) por encima del cierre previo.

“Aunque mayo es un mes estacionalmente alto en términos históricos, los incentivos para la venta de granos parecen escasos para lograr llegar a US$4500 millones durante la vigencia del dólar soja III, a los que se sumaron algunos cultivos adicionales recientemente. Esto no hace más que alimentar las expectativas de devaluación. Las cotizaciones en el mercado de futuros son un claro indicador de la incertidumbre que prevalece en el mercado. Las tasas implícitas de devaluación continúan aumentando día a día, sin encontrar un techo, y todos los vencimientos, excepto el de mayo, se encuentran en niveles extremadamente altos”, hicieron notar desde Delphos Investment en su informe del día.

Desde la entidad que comanda Miguel Pesce hicieron notar que poco menos de la mitad del saldo negativo que dejó la nueva rueda se debió a que en la fecha se tuvieron que atender “pagos por importación de energía del orden de los US$60 millones”.

Y deslizaron además que en las dos primeras jornadas de mayo “se concentró la demanda de dólar ahorro, que estacionalmente es alta en los primeros días de cada mes y luego de la primera semana tiende a ser nula”, lo que habría significado ventas extra del orden de los US$40 millones en ambas ruedas.

Para abajo...

Además, explican que el “efecto alivio” del acuerdo con China para que más importaciones con ese origen se cancelen con yuanes se comenzaría a notar en las próximas semanas, dado que el anuncio oficial consistió en un plazo más acortado para el pago de las SIRA que se pacten en esa moneda.

Pero, sobre todo, remarcan que el saldo negativo está básicamente impactado por la caída de exportaciones por efecto de la sequía. “En el primer cuatrimestre se exportaron US$8000 millones menos por concepto de oleaginosas y cereales (en términos netos, descontando lo que se importó para procesar y se reexporta)”, apuntaron.

Por lo pronto, con un saldo de operaciones tan desfavorable como el visto en el día, el BCRA no hace más que aumentar el daño patrimonial que sufre por vender muy barato lo que compra más caro.

Ese quebranto, que el Gobierno le compensa con un título de dudosa valía, se elevó de $101.103 millones a $117.861 millones en la jornada, básicamente porque compró US$99 millones a $300 y vendió a US$225,20, en el mejor de los casos. “Eso da como resultado una nueva venta neta de US$125 millones a un precio promedio de $165,93 por dólar (prorrateando la absorción sobre la venta neta)”, explica el economistas y especialista en agronegocios, Salvador Vitelli, de Romano Group.

Al menos, al haber vendido, redujo la emisión de pesos extra acumulada vinculada a la tercera edición del Programa de Incentivo Exportador (PIE) de $227.023 millones a $ 206.281 millones, lo que no es poco en tiempos en que no deja de crecer ni la inflación ni las muestra de repudio al peso.