Real Madrid: Jude Bellingham se convierte en el primer gran pase del mercado europeo y firma un contrato por seis años con el equipo español

Con apenas 19 años, Jude Bellingham tiene el currículum de un futbolista veterano. Ya jugó un Mundial con Inglaterra, suma más de 120 partidos en la Bundesliga con Borussia Dortmund, cuya cinta de capitán ya portó, acaba de terminar la temporada como líder en duelos ganados y lo eligieron como el mejor jugador del torneo alemán. Birmingham, el club que lo formó en Inglaterra, retiró su camiseta número 22, a la manera de la NBA. En plena juventud, el mediocampista es un jugador completo. Y por eso Real Madrid pagó 103 millones de euros fijos más otros 31 millones sujetos al rendimiento deportivo. Le firmó un contrato por las próximas tres temporadas y lo presentará mañana. Bellingham es el galáctico de la temporada 23-24. Y es, también, el primer súper pase del mercado europeo.

“Hey, Jude”, fue el hashtag que usó Real Madrid para traccionar la llegada de su nuevo refuerzo en las redes sociales. Es un juego entre el nombre de pila del joven prodigio del fútbol inglés y la mítica canción de los Beatles. Sus entrenadores coinciden: la madurez que refleja en el campo de juego no se condice con su documento de identidad. “Es el joven de 19 años más viejo que he visto”, dijo su DT en Dortmund, Edin Terzic, citado por la página oficial de la Bundesliga. Algo similar opinó Gareth Southgate, DT de la selección inglesa: “No creo que nadie pudiera predecir cuán rápido maduraría. En los últimos cinco meses saltó a otro nivel”. “No he visto un mediocampista tan joven rendir a semejante nivel en muchos años”, dijo Roy Keane, comentarista de la TV inglesa. Y agregó: “Por lo general eso se ve en un futbolista de 26 o 27 años. Por todo lo que hace en los partidos. Lo que procesa su cerebro. Las decisiones que toma. El producto final. Su último pase. ¡Este chico lo tiene todo!”, lo elogió Keane.

Real Madrid tiene en Bellingham al mediocampista todoterreno que precisaba para terminar de moldear su sala de máquinas. ¿Bellingham es un mediocampista central? Sí, pero también es mucho más. ¿Es defensivo? Puede. ¿Es ofensivo? También. ¿Puede jugar de doble pivot? Sí, lo demostró en Dortmund. ¿Da asistencias? Sí, brindó siete en su última temporada en Dortmund. ¿Hace goles? Por supuesto, anotó 14. Bellingham es, posiblemente, el mejor recambio que pueden tener esos históricos engranajes del mediocampo blanco llamados Toni Kroos y Luka Modric, ambos con más de 30 años. Con el francés Aurelién Tchouameni cubriéndole las espaldas en la mitad de la cancha, Real Madrid se asegura neuronas y músculo. Para muchos, la combinación ideal.

El fútbol inglés define a los jugadores como Bellingham como “box to box”, o “de un área a la otra”. Es decir, mediocampistas que pueden meterse entre los centrales y acompañar a la última línea y que, un instante después, acompañan los atacantes y extremos para terminar en el arco de enfrente. Bellingham, en definitiva, es un portento físico que nunca se cansa. Lo demuestran sus estadísticas: promedió cuatro chances de gol por partido en la Bundesliga, tal vez la competencia que más exige el cuerpo de los jugadores en toda Europa. Más números: es un experto a la hora de interceptar la pelota y de ganar los duelos ante los rivales. Dos de cada tres veces que lo encaran pierden el balón, lo que lo convierte en un muro defensivo.

Un ascenso meteórico

El portal inglés Sky Sports compiló una hoja de ruta sobre la precoz carrera de Bellingham. En agosto de 2019 se convirtió en el jugador más joven de la historia de Birmingham, el club que lo formó. Fue titular en un partido de la primera ronda de la Copa de la Liga ante Portsmouth cuando todavía era un adolescente: tenía apenas 16 años y 38 días. Al final de aquel mes convirtió su primer gol con la camiseta azul.

Jude Bellingham, el día en que retiraron su camiseta en Birmingham con el número 22

Menos de un año más tarde, en julio de 2020, Bellingham se convierte en el futbolista de 17 años más caro del mundo: 25 millones de euros. Tan importante fue para la tesorería de Birmingham que el club decidió retirar la camiseta 22, que usó durante sus años allí. En octubre de 2020 rompió otro récord: se transformó en el futbolista inglés más joven en ser titular en un partido de la Champions League. Para noviembre de ese año, el entrenador del seleccionado inglés, Gareth Southgate, lo convocó por primera vez al equipo mayor. Debutó frente a Irlanda con apenas 17 años y 136 días.

Al año siguiente, en mayo de 2021, Bellingham ganó el primer trofeo de su carrera: la Copa de Alemania. E ingresó en el lote de los mejores del torneo alemán: lo nombraron como el mejor recién llegado de la competencia. Recientemente, la Bundesliga lo destacó como el mejor de todos. Y ahora pasa a Real Madrid, transformándose en la primera bomba del mercado de pases, y la segunda transferencia más cara en la historia de Dortmund, sólo por detrás de la venta de Ousmane Dembelé (2017, en 135 millones de euros). El equipo amarillo, que perdió el título ante Bayern en la última fecha de la última temporada, se acerca a los 1000 millones de euros recibidos en transferencias de futbolistas en la última década. Hace un año cedieron a Erling Haaland a Manchester City. Ahora, a Bellingham a Real Madrid. Ambos llegaron como diamantes en bruto. Se fueron dejando millones. Y graduados de futbolistas de élite.

Real Madrid: Jude Bellingham se convierte en el primer gran pase del mercado europeo y firma un contrato por seis años con el equipo español
Estas leyendo: la nacion