Qué se aprobó de la ley ómnibus

La llamada ley ómnibus el pasado viernes fue aprobada en el Cámara de Diputados, con 144 votos a favor y 109 en contra, en sus lineamientos generales. Sin embargo, se extenderá la discusión en el recinto por los artículos en particular que generan rechazos en los bloques opositores, incluso entre los legisladores dialoguistas.

El proyecto de “Ley de Bases” se discutió en el Congreso en sesiones extraordinarias que comenzaron el miércoles 31 de enero y se extendieron hasta el viernes 2 de febrero, cuando se concretó la votación general que posibilita la instancia del tratamiento en particular de cada punto conflictivo de la iniciativa.

La discusión de los artículos específicos del megaproyecto oficialista se concentrará en puntos clave como el impuesto PAIS, la delegación de facultades, privatizaciones, toma de deuda pública y cambios en la concepción de la legítima defensa.

La aprobación de la ley ómnibus en la Cámara de Diputados

Previamente, los bloques que acompañaron la ley ómnibus destacaron que daban el apoyo que el Presidente necesita, pero marcaron diferencias que quedarán expuestas en la votación en particular.

Aunque la aprobación de la iniciativa presentada por el Poder Ejecutivo obtuvo la mayoría necesaria para continuar su camino hacia el Senado, se estima que el tratamiento será extenso e intrincado debido a la naturaleza de los artículos en disputa y el nivel de rechazo que cosechan en las fuerzas políticas opositoras.

La votación general que aprueba la ley ómnibus es significativa por la vocación legislativa de acompañar el proyecto, con la finalidad de que el Gobierno cuente con las herramientas para llevar adelante su gestión. Se trata, principalmente, de un pronunciamiento conjunto con vistas a eliminar trabas a la actual conducción y posibilitar la ejecución de las medidas más importantes, en el contexto de crisis y emergencia económica.

Debido a que no se llegó a pasar en limpio la versión final del proyecto y aún restan nuevas modificaciones en el debate específico de cada artículo, la ley ómnibus todavía no está plasmada en un texto definitivo y se redujeron cientos de artículos respecto de su redacción original.

Este martes 6 de febrero se desarrollará el tratamiento legislativo de la norma en sus puntos más conflictivos, uno de ellos está relacionado a las facultades del Ejecutivo con respecto al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), lo que fue cuestionado por algunos sectores.

Además, se debatirá sobre el listado de empresas a ser privatizadas, del que se excluyó a YPF, pero donde figuran decenas de sociedades estatales, entre las que están los ferrocarriles, Aerolíneas Argentinas, Fabricaciones Militares y la Agencia Télam, entre otras.

En tanto, antes de las sesiones en Diputados, el oficialismo había quitado todo el capítulo fiscal, con la finalidad de que ese tópico, que incluía la actualización jubilatoria, las retenciones agropecuarias e industriales, el blanqueo, la moratoria, la ampliación de la base del impuesto a las Ganancias y el adelanto de Bienes Personales, no trabara la aprobación del proyecto en sus puntos estructurales.

Quiénes apoyaron y quiénes rechazaron la ley ómnibus

Además de los votos del espacio libertario, que solo cuenta con 38 diputados propios, la norma fue acompañada por la totalidad del Frente Pro. De la UCR, que en su mayoría votó de manera afirmativa, sorprendieron Facundo Manes y Pablo Juliano, que se expresaron en contra. Tampoco se esperaba el rechazo de Margarita Stolbizer, de Hacemos Coalición Federal, el bloque que preside Miguel Ángel Pichetto. Como era previsible, Unión por la Patria y la izquierda se opusieron sin fisuras a la iniciativa oficialista