Qué documentos piden en la ruta para el fin de semana largo y qué hay que revisar del auto

De cara al fin de semana largo, el cual combina los días de Semana Santa, un puente turístico y el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas, muchos argentinos se preparan para tomarse unos días libres y viajar dentro del país.

Qué autos importados llegarán este año y por qué las marcas son “optimistas”

Al igual que ocurre en vacaciones, de cara a una travesía en auto y la salida a la ruta, es importante llevar consigo la documentación obligatoria para circular.

Tal y como se detalló en una nota de LA NACION tiempo atrás, en cualquier ruta nacional las autoridades de control pueden pedirle a los conductores cualquiera de los siguientes documentos, siendo necesario tenerlos actualizados y en mano.

  • Documento Nacional de Identidad (DNI).
  • Licencia Nacional de Conducir.
  • Seguro automotor al día.
  • Cédula del auto o de autorizado, según sea el caso.
  • VTV o RTO según corresponda y vigente.

Además, es importante que estén visibles las dos chapas patente, tanto delantera como trasera, sin ningún elemento no permitido que dificulte su legibilidad.

Cómo pasar la VTV

La Verificación Técnica Vehícular (VTV) es de carácter anual y obligatorio tanto en la provincia como en la ciudad de Buenos Aires. A nivel nacional rige la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) que funciona a modo de equivalente para todo vehículo no radicado en los distritos antes mencionados.

Fin de semana XXL: cuánto cuesta llenar el tanque para salir a la ruta

Ahora bien, la pregunta clave es cómo lograr pasar la VTV y obtener la oblea que permita la libre circulación del vehículo inspeccionado. El primer consejo que se puede dar es, antes de acudir a las sedes oficiales, ir con un mecánico oficial para un chequeo general del auto y así evitar el mal momento de no pasar la prueba.

Si todo está bien, corresponde sacar el turno y abonar el trámite. Si es en la Ciudad de Buenos Aires, alcanza con ingresar a su web oficial y seleccionar una fecha y, si es en provincia de Buenos Aires, seguir los pasos que se detallan en la página del Ministerio de Transporte provincial.

Todos los elementos que se chequean durante la Verificación Técnica Vehicular (VTV)

Una vez sacado el turno, se debe constatar que los siguientes elementos están en orden y no presentan fallas para poder entrar dentro del 80% de asistentes (según datos de la Ciudad de Buenos Aires) que sí se llevan la oblea de aprobado.

  • Luces delanteras, traseras, de posición y largas: no debe faltar ninguna y deben encontrarse en buen estado.
  • Sistema de escape: se chequea la emisión de gases, humo y ruido; quienes circulan con un caño de escape recortado, deben colocar el original para pasar el test.
  • Chasis: paragolpes, parabrisas, limpiaparabrisas y chasis deben encontrarse en buen estado; bollos y golpes no necesariamente provocan desaprobar la inspección pero sí se computan como observaciones.
  • Sistema de frenos: se evalúa la eficacia del sistema de frenado como también del freno de mano.
  • Neumáticos: se analiza el dibujo y las llantas para evitar circular con neumáticos desgastados que puedan provocar accidentes.
  • Elementos de seguridad: dentro del auto tiene que haber un matafuegos, tener colocados los apoyacabezas en los asientos delanteros, buen funcionamiento de los cinturones de seguridad y balizas adicionales.
  • Sistema de dirección y tren delantero: se testean la caja de dirección, las ruedas y rótulas; se recomienda hacer alineación y balanceo previo a hacer el trámite.
  • Sistema de suspensión: el último elemento a chequear son los amortiguadores elásticos y la parrilla de suspensión.

Qué ocurre si no paso la VTV

Si no se obtiene la aprobación, hay dos escenarios posibles: la circulación condicional o el rechazo. En caso de la primera, es cuando se observan una o más fallas leves; el conductor puede circular de igual manera con una VTV provisoria y se le da un plazo de 60 días para resolver el inconveniente y presentarse nuevamente sin cargo a la planta para el nuevo testeo.

La caída del puente de Baltimore: las razones por las que el colapso le quita el sueño a los directores de las automotrices

Por otro lado, si los inspectores rechazan el vehículo, queda prohibida la circulación y se cumplen los parámetros antes mencionados: 60 días para reparar lo observado y presentarse sin cargo a la re-verificación.

Qué hay que revisar en un auto, además de lo que pide el trámite

La verificación técnica da un paneo importante. Pasarla asegura que el vehículo está en condiciones para circular y que no presenta un riesgo para quien viaja abordo como para los que lo rodeen. Sin embargo, no es lo único que se tiene que tener en cuenta antes de salir a la ruta.

Puede ocurrir, por ejemplo, que la VTV o RTO se haya hecho a mitad de año, siga vigente y el auto necesite un control mecánico para asegurarse de que todo esté bien.

Una visita al mecánico para chequear el estado general del auto puede evitar problemas en la ruta

En ese sentido, en diálogo con LA NACION, de Neumen Performance Center elaboraron una serie de recomendaciones para que cualquier usuario acuda a un centro de mantenimiento, mecánico o service y chequee los siguientes elementos para constatar que se viaja en un vehículo seguro.

  • Neumáticos: hay que revisar no solo el desgaste sino la presión de los cuatro instalados y la rueda de auxilio. El límite legal del dibujo es de 1.6mm pero se recomienda que supere los 2mm para evitar dificultades. Los expertos recomiendan, además, inflarlos con nitrógeno porque el gas “mantiene la presión de inflado durante más tiempo, evita el desgaste irregular y reduce el consumo de combustible”:
  • Alineación y balanceo: se recomienda hacerlo cada 10.000km.
  • Amortiguadores: se recomienda que cada 60.000km se cambien los amortiguadores de a pares para controlar el movimiento de la suspensión, fuelles y resorte así como procurar su correcto funcionamiento.
  • Frenos: hay que prestar especial atención en la campana, patines, pastillas y discos y procurar que todo el circuito de frenos esté en excelentes condiciones antes de salir a la ruta.
  • Aire acondicionado: se debe chequear su carga y funcionamiento y, de ser posible, hacer los controles preventivos una vez al año; además, hay que saber cuándo usarlo y cuándo no para evitar complicaciones en el viaje.
  • Cambio de aceite, filtros, batería y líquido anticongelante: en promedio, se recomienda revisar estos aspectos cada 10.000km pero con un chequeo periódico se puede extender o reducir ese tiempo; por otro lado, expertos advierten que se debe considerar también el agua del limpiaparabrisas y no usar un jabón que no sea específico ya que un error puede disminuir la visibilidad en el camino.