“Por fin se hizo justicia”. El sentimiento de la madrastra de Nicolás Pachelo, a quien siempre consideró el asesino

No quiere dar notas. Pero, en su fuero íntimo, vive la noticia de hoy como una reafirmación de lo que sostuvo desde la noche que supo que a María Marta García Belsunce la habían asesinado y en el acto le apareció en la mente el nombre de un joven muy cercano para ella, pero al que le temía desde hacía años. Jacqueline Barbará, última esposa de Roberto Pachelo, el fundador de aquel country de Pilar, creyó desde el principio que Nicolás fue a robar a la casa de la socióloga, creyendo que estaba vacía, pero cuando María Marta llegó antes de tiempo y descubrió lo que pasaba, se defendió, como ella misma hubiese hecho. Hace más de 21 años que cree eso.

Jackie siente que por fin, después de 22 años, se hizo justicia en este país. Que desde el primer momento supo que había sido así y que Carlos Carrascosa había estado preso infundadamente”, dijo a LA NACION una íntima amiga de la mujer de 80 años que vio crecer a Pachelo, de quien dijo que le hizo “la vida imposible” y de quien sospecha, incluso, que mató a su padre, muerte que se investigó brevemente en una causa que fue cerrada como un suicidio, pero que a fines de 2022, durante el juicio por el asesinato de María Marta García Belsunce, se reabrió para ser investigada nuevamente como un homicidio.

Este sentimiento de Barbará no es nuevo. Ella ya lo había expresado públicamente el 24 de agosto de 2022, cuando declaró en el juicio contra Pachelo por el crimen de Carmel y por una serie de robos en barrios privados de Pilar y de Berazategui. “Por fin me voy a sacar este peso de encima. Una mochila, la mochila de las mentiras”, fueron las primeras palabras de la mujer, que definió como “un ladrón” y “un tránsfuga” al hijo de su exmarido con Silvia Ryan –quien se suicidó arrojándose de lo alto del edificio en el que vivía, en Retiro, horas antes de tener que presentarse a declarar para defender la coartada de Nicolás.

Sobre lo que pasó la tarde del 27 de octubre de 2022 en el country Carmel fue contundente. Dijo que Nicolás “fue a robar, no a matar, y María Marta se tuvo que defender, como lo hubiese hecho yo”.

En esa audiencia también habló de la muerte de Roberto Pachelo, fallecido el 3 de enero de 1996. Ese caso se investigó y se cerró como un suicidio. El cuerpo del empresario fue hallado en una habitación de la casa que había en la tosquera que la familia tenía en Villa Rosa, Pilar. “Lo miré y pensé: ‘Lo mataron’. Lo del suicidio no me lo comí nunca”, afirmó Barbará.

La mujer recordó que su suegro, también llamado Roberto, afirmó en aquel momento: “Me lo mató este hijo de puta”, en referencia a Nicolás Pachelo. Barbará afirmó que el abuelo le tenía terror al nieto.

Jacqueline Barbará afirmó que Nicolás comenzó a robar cuando tenía entre 14 y 15 años. “Robaba pasacasetes [estéreos] y gomas de autos. Roberto siempre le cubrió todo. Toda la vida le cubrió todos los robos”, explicó.

“Yo le tengo miedo a Nicolás. Ya destruyó mi vida. Le incendió la casa a Hernán”, dijo; hablaba del fuego que arrasó la casa que su hijo Hernán Coudeu tenía en Tortugas Country Club, escenario, además, de uno de los robos por los cuales Pachelo ya fue condenado a nueve años y medio de prisión.

“Nicolás fue un chico muy difícil toda la vida, nos dio muchísimo trabajo. Nos hizo la vida imposible”, afirmó la testigo. “Por Nicolás, con Roberto nos peleábamos todo el tiempo. Era un tema recurrente”, dijo la mujer, que en el juicio recordó que Pachelo le había robado “todas las alhajas”.

Jacqueline Barbará

Finalmente, Jacqueline Barbará recordó que cuando se enteró del homicidio de García Belsunce estaba con sus hijos Agustín y Francisco: “Estábamos sentados a la mesa almorzando y nos enteramos de que a María Marta la habían matado. Nos miramos y dijimos ´la mató´”. Se referían a Nicolás.

“Quiero terminar esto de una buena vez por todas, es un karma que llevo hace 30 años, soy la única que habla permanentemente de la muerte de Roberto y del horror de García Belsunce, no puedo parar de hablar de eso”.

Hernán Coudeu, uno de los hijos del primer matrimonio de Barbará, declaró el mismo día que su madre. Y recordó una conversación que tuvo con Mario Rivero, empleado de la tosquera de Villa Rosa. “Rivero me dijo que Nicolás andaba armado, que pega tiros contra los paredones. Yo no hubiese permitido que nadie tirara en la cantera con un revólver”, afirmó el testigo.

“Cuando me enteré de la muerte de María Marta García Belsunce se me paró el corazón. No lo podía creer. ¿No la habrá matado Nicolás?”, pensó. En ese momento ya no tenía relación con Pachelo porque habían vendido la tosquera.

El otro hermano de Nicolás, Francisco, les contó a John Hurtig –medio hermano de María Marta– y a Michael Taylor (vecino de Carmel y amigo de la víctima) que Pachelo había matado a García Belsunce. “Días antes del homicidio de tu hermana, Nicolás estaba en la tosquera con un 32 largo tirando tiros, tres o cuatro. Me lo contó el peón de la tosquera. Habían ido a la pajarera y compraron diez balas calibre 32″, le relató Pancho Pachelo. A García Belsunce la mataron a balazos con un viejo revólver calibre 32 que nunca apareció.

Informe de María Cabrera