Para incentivar las liquidaciones del agro, el BCRA lanzó dos líneas de plazos fijos atadas al dólar y los granos

Pesce había adelantado que había «demoras» en las liquidaciones por hasta US$ 2.500 millones y que el organismo iba a trabajar en mecanismos para acelerarlas.