Neumáticos: gremio y empresas alcanzaron en el Ministerio de Trabajo un acuerdo para destrabar el conflicto

Neumáticos: gremio y empresas alcanzaron en el Ministerio de Trabajo un acuerdo para destrabar el conflicto

Después de varios días de paralización en las fábricas de neumáticos, el gremio alcanzó en la madrugada del jueves un acuerdo con las empresas del sector en la sede de la discusión es el Ministerio de Trabajo. El sindicato del neumático, en tanto, llevará adelante una asamblea en Pilar a las 14 para convalidar la propuesta.Las partes llegaron a un entendimiento a las 4.10 luego de horas de negociación encabezadas por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni. El acuerdo representa un aumento en cuotas, además de un bono de 100.000 pesos. Según el Sutna, esa suma bruta se percibirá con la llegada de la próxima quincena.El acta, a la que tuvo acceso LA NACION, tiene en cuenta el cierre de la paritaria y proyecta la siguiente. Así, se acordó un aumento del “16% para el quinto tramo de la revisión salarial de 2021/2022″, que había vencido en junio. Totaliza de ese modo un 66% de incremento salarial en todo el período paritario pasado.Por otro lado, se pactó un aumento en cuotas respecto de la paritaria 2022/2023. Según el esquema acordado, un 25% de incremento se computará a partir de julio, más un 16% en octubre y otro 10% de suba en diciembre. En tanto, habrá un aumento de 12% en febrero del año próximo y otro 10% en julio, que integrará “la base de cálculo de la paritaria 2023/2024 sobre el salario de julio 2022″.“Asimismo y como gratificación extraordinaria por única vez las empresas abonarán a cada trabajador jornalizado de las mismas, una suma bruta de 100.000 pesos″, señala el acuerdo.El acuerdo, según se consigna en el documento, “garantiza la paz social y permite que el personal retome la prestación de servicios en sus lugares de trabajo habitual”.Además de Moroni, el documento lleva la firma del titular del gremio Sutna, Alejandro Crespo y de representantes empresarios. Por parte del Ministerio, también firmaron el secretario de Trabajo, Marcelo Bellotti y la directora Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello.El acuerdo firmado procura un marco de normalización después de numerosos días de conflicto. “Las partes asumen el compromiso de abstenerse de llevar adelante cualquier tipo de medida que pudiera afectar de cualquier forma la producción en cualquiera de los establecimientos de las respectivas empresas”, se indica.Tras la parálisis en las fábricas, fuentes extraoficiales confirmaron que se prevé que los trabajadores regresen a sus tareas a partir de este viernes por la noche.Tras la confirmación del acuerdo, Crespo difundió la noticia a través de un video en las redes sociales. “Hemos llegado a conquistar una propuesta que realmente se enmarca dentro del pedido de los trabajadores de estar mejor, de construir un futuro para nuestras familias”, indicó.Según el sindicalista, desde febrero se activan “cláusulas automáticas” que le garantizan al sector una cobertura respecto de los aumentos inflacionarios. “Hasta junio, cuando cumplimos 12 meses de paritaria, se garantiza que la inflación va a estar cubierta”, señaló.Crespo indicó que habrá otro bono de 34.000 pesos en diciembre, agradeció a todos los sectores que respaldaron la lucha gremial y prometió realizar un “balance más fino de lo ocurrido” una vez que pasen las horas.También se refirió al pedido de un aumento adicional para las horas del fin de semana, un detalle que generaba rispideces con las empresas, y que finalmente no fue incluido en el consenso alcanzado en la madrugada.Alejandro Crespo difundió detalles del acuerdo por un video. (Captura/)“Ese pedido lo que escondía con fuerza era estar mejor”, reconoció. No obstante, remarcó que entre el acuerdo anterior y el reciente, el sector suma una suba salarial de “10 puntos por encima de la inflación sea la inflación que sea”.InquietudAvanzada la madrugada, los representantes de los distintos sectores mantenían la reunión con la expectativa de alcanzar un entendimiento. La inquietud perduró durante horas en la sede de la cartera laboral sobre la calle Alem al 600.Fuentes el sector empresario habían dicho a LA NACION que había un 95% de probabilidades de cerrar un acuerdo. En las negociaciones se metió a pedido del Gobierno Pablo Moyano, jefe del gremio de Camioneros y miembro de la CGT.Fuentes del Ministerio de Trabajo habían indicado que la clave estaba en la negociación con el titular del Sutna, Crespo, quien estuvo reunido con Moroni y Belloti hasta altas horas de la madrugada. Las empresas esperaban el resultado de esa reunión, según habían indicado a LA NACION fuentes extraoficiales. Javier Madanes Quintanilla, Ceo de Fate. Foto de archivo (DIEGO SPIVACOW / AFV/)El conflicto se prologó por cinco meses, pero recién en los últimos días adquirió visibilidad cuando el sindicato decidió tomar las instalaciones de una sede del Ministerio de Trabajo en señal de protesta.A raíz de este episodio, las tres fábricas de neumáticos de la Argentina, Bridgestone, Pirelli y Fate, paralizaron sus actividades desde el sábado.Por otro lado, según pudo saber este medio, el presidente, Alberto Fernández, el ministro de Economía, Sergio Massa, y el secretario de Industria, José Ignacio de Mendiguren, monitorearon también el avance de la negociación.ConflictoEn medio del conflicto, la empresa Toyota había comunicado este jueves que retomaría la producción a partir de cubiertas provenientes de Brasil.A su vez, el fiscal de San Isidro, Martín Otero, le había solicitado al ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, que garantice el funcionamiento de la planta Fate y libere el ingreso a su edificio, ubicado en Tigre.En el Ministerio de Trabajo sigue el aguante de los trabajadores del neumático con la moral bien alta. Mandan muchos saludos a Madanes y a sus gobernantes mulos.Hay saludos especiales para vos @SergioMassa pic.twitter.com/sv4T3MX4p3— Vanina Biasi (@vaninabiasi) September 30, 2022La protesta se desarrolló a partir de la falta de acuerdo salarial en medio de negociaciones que se prolongaron por varios meses. Hubo fracaso en 35 audiencias.Este miércoles llegó a haber un acercamiento aunque, al final, las diferencias persistieron. Se estaba cerca de zanjar el debate por la revisión de la paritaria de 2021 (venció en junio con 50%) mediante la suma de 16% adicional.La propuesta empresaria (66%) representaba dejar a los salarios básicos un punto por encima de lo que fue la inflación interanual del período, según informaron fuentes sindicales a LA NACION. El Sutna presionó para que ese 16% se eleve a 20%.Con el acuerdo final, se mantuvo el porcentaje ofrecido por las empresas, aunque el gremio se llevó dos bonos y cláusulas automáticas antiinflacionarias.Sutna había rechazado en el transcurso de las últimas conversaciones un 15% de suba entre julio y septiembre, y un 38% de incremento a cuenta de la próxima paritaria. Reclamaban un piso de 90% para los próximos meses.Claudio Moroni, Ministro de Trabajo de la NaciónSiempre estuvo lejos de una postura común el reclamo de una suba de 200% del pago extra por trabajar el fin de semana. Las empresas argumentaron que avanzar en ese pedido les restaría competitividad ante la suba de los costos.“No podemos permitir que nos rebajen los salarios mientras aumentan exponencialmente el precio de los neumáticos”, había dicho Crespo. El dirigente también había cuestionado a Massa y su propuesta de abrir las importaciones.El dueño de Fate, Javier Madanes Quintanilla, le había pedido un gesto al sindicato. “Crespo tendrá que reflexionar, porque tiene a todo el universo en su contra. No veo otra salida, si no reflexiona, esto va a seguir así”, indicó.ConsecuenciasEl presidente de la Federación Argentina del Neumático, Horacio García, había advertido que el sector se encontraba en una cuenta regresiva”. Mientras crecía el conflicto llegó a reconocer que había “stock para 10 o 12 días”, un situación que generó una “distorsión en los precios”.“Tenemos faltantes de autos y camionetas de alta gama y de las medias 13, 14 y 15 -los autos más pequeños- que son los que más hay en la Argentina”, había sostenido.