Guillermo Calvo, “una superestrella”: distinguen a un prestigioso economista argentino, que ingresa a un selecto grupo


El economista argentino Guillermo Calvo, profesor e investigador de la Universidad de Columbia, fue distinguido por la American Economic Association (AEA), la prestigiosa asociación académica no partidista y sin fines de lucro dedicada a la discusión y publicación de investigaciones económicas. Se trata de un honor que se otorga cada año a un grupo muy selecto, explicó el también economista argentino, profesor de Harvard, Ivan Werning, en una nota que escribió luego para homenajearlo en el blog Foco Económico.

La AEA dijo acerca del reconocimiento a Calvo: “Es un verdadero líder en nuestra profesión, un destacado académico que ayudó a dar forma a varios campos de la economía y también contribuyó de manera crítica a la formulación de políticas, especialmente, pero no solo, en América Latina. Calvo ha inspirado a generaciones de estudiantes y colegas y seguirá inspirando a muchos más por venir”.

El prestigioso economista se hizo internacionalmente reconocido en 1998, por un trabajo académico de deudas soberanas. Allí anticipaba la Crisis del Tequila, que afectó fuertemente a México y a los países emergentes, cuando se les cortó el crédito internacional. En la jerga económica se llamó un sudden stops (parada repentina).

“Calvo es un gigante reconocido mundialmente en Macroeconomía y Economía Internacional. Sus contribuciones teóricas y empíricas han tenido una gran influencia en el mundo académico y su investigación y asesoramiento también han tenido un gran impacto en los debates sobre políticas. Su trayectoria profesional es inusual en el sentido de que permaneció intensamente orientado a la investigación, aunque ocupó varios cargos en instituciones políticas”, dijeron en la asociación académica, fundada en 1985.

Guillermo Calvo, director del Programa de Gestión de Políticas Económicas (PEPM) de la Universidad de Columbia, desde 2007

Calvo comenzó sus estudios de contador en la Universidad de Buenos Aires (UBA), pero a mitad de la carrera aplicó para hacer el máster en la Universidad de Yale, donde luego realizó el doctorado. Enseñó en las universidades Torcuato Di Tella (UTDT), Cema, Columbia, Pensilvania y Maryland. También fue asesor principal del departamento de investigaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Su artículo de 1988 Servicing the Debt: The Role of Exectations [Servicio de la deuda: el papel de las expectativas] es el primero en introducir la posibilidad de la profecía autocumplida en el pago de la deuda soberana como base para equilibrios múltiples. Esta idea de multiplicidad no solo es fundamental para el trabajo académico sobre la deuda soberana, sino que también ha tenido un gran impacto político, por ejemplo, al estar en el centro de la postura política de Mario Draghi de ‘lo que sea necesario’ durante la crisis de la deuda europea de la década de 2010″, dijeron la AEA.

Homenaje de Iván Werning

Iván Werning es otro de los economistas argentinos que brilla en el exterior. El profesor e investigador de la Universidad de Harvard publicó recientemente un texto donde describe la influencia que tiene Guillermo Calvo en el mundo académico internacional.

“Sin lugar a dudas, Calvo es una superestrella como economista, figura destacada en Macroeconomía y Economía Internacional. Intensamente orientado a la investigación, pero ocupando algunos cargos en instituciones públicas. Sus contribuciones teóricas y empíricas han sido enormemente influyentes en el ámbito académico y ha tenido gran impacto también en las discusiones prácticas de política económica”, escribió en el blog Foco Económico.

Iván Werning, profesor de Harvard

“El camino de Calvo es algo atípico. Nació en la Argentina, pero antes de completar sus estudios de pregrado se fue a estudiar a Estados Unidos. Comenzó su doctorado en Yale, pero decidió pasar gran parte de su tiempo en América Latina, ocupando puestos de visitante en varias instituciones en Perú y Colombia a fines de los años 60 y principios de los 70, antes de completar su doctorado. Tal vez esas experiencias ayudan a explicar el hecho que —a pesar de estar radicado en su carrera posterior siempre en EE.UU.— Calvo nunca le quitó el ojo a los problemas macroeconómicos del mundo en desarrollo, donde ha hecho tantos aportes”, agregó.

Werning dice que el estilo de Calvo también es una combinación inusual, ya que “usa técnicas de vanguardia, pero construye modelos simples y elegantes que ayudan a entender temas complejos del mundo real”. Sus papers son muy influyentes y citados.

“Las contribuciones de Calvo a la economía monetaria son legendarias. En un artículo trascendental publicado en 1983, Calvo propuso un modelo de rigideces nominales que fue adoptado como pieza clave en todos los modelos neokeynesianos, que hoy dominan en las aulas y bancos centrales. El modelo de Calvo rápidamente reemplazó a sus predecesores, como los contratos de Taylor-Phelps-Fisher y los costos de ajuste de Rotemberg. El artículo de Calvo es un clásico que estableció un estándar”, dijo el economista de Harvard.

“Para concluir, el reconocimiento de la AEA confirma lo que ya muchos sabíamos: Guillermo Calvo es un economista excepcional y una verdadera inspiración para incontables economistas. Nos ha beneficiado a todos con su insaciable curiosidad, su impecable claridad analítica y su inmensa creatividad. ¡Enhorabuena!”, indicó.

Guillermo Calvo, “una superestrella”: distinguen a un prestigioso economista argentino, que ingresa a un selecto grupo
Estas leyendo: la nacion