Fue una estrella en Agrandadytos y hoy tira el Tarot: así son los días de Natalia Sotillo, “la piojito”

Natalia Sotillio tenía solo tres años cuando apareció por primera vez en televisión. Quizás a los espectadores que estaban frente a la pantalla, en 1999, el nombre les suene familiar, aunque no sepan bien de dónde, pero probablemente con la frase “Piojito de Agrandadytos lo recuerden más rápido. Sí, son la misma persona, la única diferencia es que esa niña creció y hoy tiene 27 años. En diálogo con LA NACION la joven rememoró su paso por el programa Dady Brieva, su incursión en el mundo del Tarot y su deseo de crecer como actriz y cantante.

Brilló en Casi Ángeles, emigró a Hollywood donde tuvo “dos años terribles” y hoy logró cumplir su sueño: así está hoy Daniela Aita, “la paisa”

La aventura de Natalia en la pantalla chica comenzó hace más de dos décadas. Según le contaron, su madre vio la convocatoria para Agrandadytos y le preguntó si tenía ganas de hacer el casting. Esa época se reconstruye en su memoria a base de fotos y de la palabra de su familia. Como era una niña con “actitud de artista” y que nunca soltaba el micrófono, dijo que sí y no solo eso, sino que le gustó a los productores e ingresó al programa.

Natalia estuvo en Agrandadytos, el programa que condujo Dady Brieva (Foto: Captura de YouTube)

“Los pocos recuerdos que tengo siempre fueron muy lindos. Me acuerdo de estar en los pasillos del canal y cruzarme a Santo Biasatti y Mariana Fabbiani. Siempre los veía en televisión y estaba fascinada de tenerlos ahí”, rememoró Natalia en diálogo con LA NACION.

Gracias al programa, muchos la recuerdan por la respuesta que dio cuando le preguntaron: “¿Por qué hay gente que es pelada?”. Ella, con toda la inocencia propia de la edad, ocurrente y espontánea, dijo: “Porque le picaron los piojitos”. El video está en YouTube y tiene más de un millón de reproducciones, sin embargo, ella recién se enteró de su existencia cuando se cambió de colegio en la secundaria y sus compañeros le preguntaron si estuvo en el programa. “En mi casa grababan el programa en VHS, pero de ese video no me acordaba. Me dijeron: ‘Buscate, estás en YouTube’. Y me sorprendió un montón”.

Natalia Sotillio, la pequeña cantante de Agrandadytos

¿Qué le genera verse tanto tiempo después? “Mucha ternura”. Durante el programa, Natalia cantó desde “Cambio dolor”, de Natalia Oreiro, hasta “No me arrepiento de este amor”, de Gilda. “A veces solo me paraba frente a la cámara, otras me mandaban a elegir una canción para preparar y otras las seleccionaban ellos. Las escuchaba y repetía de memoria. En mi casa siempre se escuchó música y yo misma me interesaba por leer y escribir”, rememoró. Incluso contó que le tocó hacer un dueto de los Pimpinela con Rodrigo Noya.

Así está hoy Natalia Sotillio, quien a sus tres años debutó en televisión con Agrandadytos

Ahora se viralizó en TikTok un video suyo a puro canto en el programa, lo que la tomó completamente por sorpresa: “Me llegó una notificación de un usuario que no sigo ni conozco que subió el video y me etiquetaron en los comentarios. Tenía muchísimas visualizaciones y mensajes muy lindos”. Un amigo le aconsejó que hiciera un dúo con la cuenta reaccionando a verse pequeña: “Le hice caso y de un día para otro tenía 20 mil reproducciones y hasta ahora me siguen llegando notificaciones”. Hoy, el clip que compartió en su cuenta (@natiisotillio) superó las 60 mil reproducciones.

Actuó en Verano del ‘98 y Rebelde Way, se fue a México a probar suerte y Netflix le dio la oportunidad de su vida

“Me preguntan: ‘¿Sos vos?’. Y otros me dicen que estoy igual, que no me cambiaron mucho las facciones. Me cuentan que lo ven en familia y también me escriben de otros países. Es muy lindo saber que la gente se acuerda y tiene un lindo recuerdo”, reflexionó la joven de Quilmes.

De Agrandadytos a Grandiosas, a dedicarse al tarot y a la actuación

Además de participar en el programa infantil, también la convocaron para participar en Grandiosas, con Karina Mazzocco, Laura Oliva y Fanny Mandelbaum. Si bien a Sotillio le gustaba mucho el ambiente y quería seguir en él, trabajar a una edad tan temprana no es fácil: “Me iban a buscar al colegio para grabar y todos los chicos miraban y me preguntaban cómo era un canal de televisión”. Su familia, que la acompañó y apoyó desde siempre, decidió priorizar su educación y que, si de más grande quería seguir por el camino artístico, ya sería una decisión suya.

Brilló en una novela juvenil, pero pateó el tablero y se fue a México a buscar la gran oportunidad de su vida

Los recuerdos de Natalia en la TV terminaron a sus nueve años, pero cuando creció se mantuvo firme en su deseo de estudiar y formarse. Tomó algunas clases de canto y se animó de a poco a participar en karaokes en bares de Bernal, donde vive. Hoy, a sus 27 años, está por terminar la Licenciatura en Artes Digitales en la Universidad de Quilmes, genera contenido para las redes sociales, hace animaciones para eventos, baila, canta y actúa. En vacaciones de invierno estará en las obras Juegos de héroes, La granja de mi tío y La academia Nevermore en el Club cultural Re de Quilmes. Además, en agosto estrena Rojo sangre, rojo pasión, en Casa de Arte Doña Rosa, una producción orientada a un público más adulto.

A sus 27 años, Sotillio continúa dedicándose al arte, baila, canta y anima eventos infantiles

Pero, además del arte, la joven también se dedica a la astrología. Aprendió Tarot de forma autodidacta, le regalaron un mazo y con cierto temor empezó a dar sus primeros pasos hasta que se creó su propia cuenta de Instagram @temperance.tarot, orientada exclusivamente al tema. “Encontrar la conexión entre el tarot y el arte me fascina. Me ayudó mucho a conectar con un montón de personas, con las historias personales de cada uno y con una parte más sensible que tiene mucho que ver con esto del arte”, agregó.

Además de cantar y actuar, Natalia también es tarotista

Pasaron 24 años desde el estreno de Agrandadytos. Si bien no tiene contacto con ninguno de los chicos que participaron, le gustaría reencontrarse con ellos para compartir anécdotas y vivencias. “Tengo lindos recuerdos, fue algo que me dejó una linda experiencia y también lo veo en cómo lo recibió la gente”, sostuvo. El amor por el arte que inició cuando era una niña se mantuvo firme y hoy precisamente se dedica a animar eventos infantiles, donde disfruta de interpretar el personaje de villana. “Antes era yo la niña que salía en la tele y ahora trabajo con niños”. Se completó el círculo.

Fue una estrella en Agrandadytos y hoy tira el Tarot: así son los días de Natalia Sotillo, “la piojito”
Estas leyendo: la nacion