“Era lo que esperaba, era la deuda que tenía con María”, dijo un conmovido Carlos Carrascosa

Primero se sorprendió. Después se emocionó con la noticia de la condena a prisión perpetua para Nicolás Pachelo por el homicidio de su esposa, María Marta García Belsunce, crimen ocurrido hace casi 22 años en el country Carmel, en Pilar. “Era lo que esperaba, era la deuda que tenía con María”, sostuvo Carlos Carrascosa cuando LA NACION le comunicó que el Tribunal de Casación Penal bonaerense había revocado la absolución de su exvecino.

“Creo que, por la persecución que sufrimos como familia, María nunca llegó a descansar en paz. A María la sigo extrañando como todos los días. Quería saber quién fue el asesino y se logró”, sostuvo el esposo de la víctima, que estuvo preso por el crimen.

En 2007, en el primer juicio por el homicidio de García Belsunce, Carrascosa había sido condenado por el encubrimiento del asesinato. Pero en 2009, el Tribunal de Casación bonaerense consideró que había sido coautor del crimen, modificó el fallo de primera instancia y envió al viudo a prisión.

Carlos Carrascosa, tras el fallo en contra de Nicolás Pachelo.

Tras siete años de apelaciones, la Corte Suprema de Justicia de la Nación nacional ordenó una revisión integral de la causa y en 2016 un nuevo fallo detectó graves irregularidades en el proceso, absolvió a Carrascosa y le otorgó la libertad.

El tiempo y la máxima instancia revisora penal de la provincia le dieron la razón: el hombre señalado desde un primer momento por la familia de la víctima, que está preso por una serie de robos en barrios cerrados, fue condenado hoy a la pena de prisión perpetua como autor del asesinato ocurrido el 27 de octubre de 2002.

Hoy la Sala I del Tribunal de Casación Penal bonaerense revocó la absolución de Pachelo y lo condenó a prisión perpetua por el homicidio de García Belsunce. El fallo, de más de 401 fojas, lleva las firmas de los jueces María Florencia Budiño y Fernando Luis María Mancini.

Horacio García Belsunce, hermano de la víctima, en los tribunales de San Isidro cuando declaró como testigo

Tras conocer el fallo condenatorio, Horacio García Belsunce (h.), uno de los hermanos de la víctima, sostuvo a LA NACION: “Tuvimos que esperar casi 22 años para que se hiciera Justicia. Ahora María Marta puede descansar en paz. Tenemos bronca de que se haya tardado tanto tiempo en llegar a la verdad. Ahora la vida sigue con un peso menos sobre nuestras espaldas”.

García Belsunce (h.) tuvo palabras de agradecimiento para los representantes del Ministerio Público Fiscal que llevaron adelante la acusación contra Pachelo, para el juez Federico Ecke, magistrado que presidió el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°4 de San Isidro, que en 2022 estuvo a cargo del debate, y en disidencia había votado por una condena para el exvecino de Carmel y para los abogados de la familia, Gustavo Hechem y Sebastián Maison.

El hermano de la víctima no se olvidó del fiscal Diego Molina Pico, primer funcionario en investigar el homicidio y que siempre sostuvo la acusación contra Carrascosa y contra la familia de María Marta como responsables del crimen.

“Molina Pico es una sinvergüenza”, sostuvo García Belsunce (h.). El 5 de agosto de 2022, cuando declaró como testigo ante los jueces Ecke, Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin, el hermano de María Marta había definido al fiscal como un “hijo de puta”, “un estúpido” y un “sinvergüenza”.

“Molina Pico es el gran encubridor del asesinato”, dijo en ese momento y afirmó, además, que el primer fiscal de la causa actuó con real malicia.