El impuesto al cheque y el PAIS suman 12% de la recaudación

En la Argentina lo temporario suele convertirse en permanente; y mucho más si de cuestiones impositivas se trata. Pero no solo eso, sino que algunos tributos que llegaron para quedarse representan cada vez un mayor porcentaje dentro de la recaudación fiscal, algo que se evidencia en el caso del impuesto PAIS y el impuesto al cheque, que ya significan el 12% de lo que pagan los contribuyentes al Estado.

De hecho, el impuesto PAIS instaurado en 2019, durante la presidencia de Alberto Fernández, y vigente hasta la actualidad, tuvo una recaudación mensual récord en enero, que alcanzó los $469.199 millones, un 50% más que en diciembre de 2023 en términos nominales. El impuesto a los créditos y débitos en cuenta corriente (llamado “impuesto al cheque”), vigente desde 2001, no se quedó atrás, con una cifra de $463.276 millones.

Advertencias del FMI y de economistas por la velocidad de ajuste del dólar

El economista Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), indicó que, luego del fuerte aumento de la carga tributaria del impuesto PAIS de fines de julio, cuando comenzó a gravar la compra de algunos bienes y servicios importados con una alícuota del 7,5%, la recaudación del tributo se disparó. “A días de la asunción del nuevo gobierno, la alícuota se elevó hasta el 17,5%. Como resultado, la recaudación del tributo en enero aumentó 25,4% en términos reales respecto al mes de diciembre y se ubica en un máximo real”, agregó.

En lo que respecta al impuesto al cheque, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) destacó que lo ingresado por ese tributo tuvo en el primer mes de 2024 un incremento en 197,1% en términos nominales. Y añadió: “La recaudación de este mes se vio atenuada por contar con dos días hábiles menos respecto del año anterior”.

El caso de los impuestos que en su origen fueron transitorios y luego se volvieron permanentes es, para Argañaraz, algo que se reitera en la Argentina. “Eso ocurre porque al no darse una solución definitiva al problema fiscal, lo que se hace es poner tributos transitorios de emergencia, que cuando vencen deben renovarse o ser reemplazados por un sustituto porque no se consiguen los recursos adicionales en el mientras tanto”, analizó el especialista. Y agregó: “Ahora cuando venza el impuesto PAIS, que aporta cada vez mayor porcentaje de la recaudación, se va a estar otra vez ante la misma disyuntiva”.

Es un mal síntoma de la economía argentina que estos dos impuestos ganen preponderancia dentro de la recaudación. En este sentido, el economista Fausto Spotorno, de la consultora OJF, señalo en su cuenta de X: “Hay impuestos que por su naturaleza son muy dañinos y distorsionan fuertemente la economía. Los principales a nivel nacional (por orden de aparición) son: 1) Impuesto al cheque 2) Retenciones 3) Impuesto PAIS”.

La calidad de estos impuestos abre una nueva discusión, ya que en un contexto de pulseada entre el Gobierno nacional y los gobernadores por la asignación de fondos, algunos especialistas se preguntan si estos tributos deben ser o no coparticipados. Para Spotorno está claro que no y así lo expresó en X: “Coparticiparlos es un error porque después serían muy difíciles de eliminar”.

Otro economista que se opone a la coparticipación de estos impuestos es Hernán Lacunza, exministro de Hacienda de la Nación. También por medio de su cuenta de X opinó: “Se pide coparticipar impuestos malos (retenciones, cheque, ahora PAÍS). Luego, cuando provocan sus efectos distorsivos y recesivos naturales, se plantea eliminarlos. Entonces se exige compensar la pérdida a los coparticipados. Se ve que son coparticipables al alza nada más”.

Más allá de esta discusión y pese al record mensual del impuesto PAIS, la recaudación fiscal de enero tuvo una caída real de 3,6%, respecto de igual mes de 2023. Los tributos que más bajaron en términos reales, según un informe del Iaraf, fueron Bienes Personales (60,8% interanual), Combustibles (45%) y Ganancias (38,6%)