Corrupción: condenan a cinco años de cárcel e inhabilitación perpetua a un exintendente kirchnerista en Córdoba

CÓRDOBA.- Cinco años y seis meses de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos es la condena que la Cámara Criminal y Correccional de Cruz del Eje (Córdoba) le impuso al exintendente peronista de Cosquín, Marcelo Gustavo Villanueva, por malversación de caudales públicos agravada y peculado. También deberá pagar una multa equivalente a la mitad del dinero que desvió en operaciones vinculadas a la corrupción.

Quiénes son los opositores que se refugian en la embajada argentina en Caracas y cómo se vive el asedio desde adentro

La causa judicial se vincula con el manejo de un subsidio del Gobierno nacional de $3 millones para aplicar a la obra de gas de la ciudad en 2009, en ese entonces otorgado por el ministro Julio De Vido. También se dio por probado el desmanejo de $320.000 de un programa provincial para mantenimiento de edificios escolares.

La imputación contra Villanueva y de otros cuatro funcionarios de la Municipalidad fue en 2013; la realizó el fiscal de Cruz del Eje, Martín Bertone. Este miércoles el tribunal integrado por los camaristas Ángel Francisco Andreu, Javier Rojo y Ricardo Arístides Py, junto con jurados populares, también condenó al exsecretario de Economía y Finanzas, Eduardo Villanueva (hermano del exintendente); le fijó 4 años y 6 meses de prisión y una multa equivalente al 45% de la cantidad de dinero desviada.

El defensor de los Villanueva, Pedro Despouy, calificó de “arbitraria” la condena y aseguró los jurados populares “no pudieron leer y analizar las pruebas a favor de los acusados correctamente” en tres horas que tienen por ley acceso al expediente. Son 6 cuerpos, 2000 folios. El de hoy fue un juicio abreviado.

Despouy adelantó que va a apelar y si es necesario recurrirá a la Corte Suprema de la Nación porque considera que las pruebas que sustentan la inocencia son “irrefutables”. En la misma línea concedió: “La administración de Villanueva fue desprolija y cometió errores, pero no fue corrupta. No cometió delitos”.

Destituido

Hace una década, el 63,6% de los coscoínos destituyó a Villanueva en una consulta popular, obligatoria y vinculante. El entonces intendente había llegado a su cargo por un acuerdo entre el kirchnerismo y el entonces gobernador José Manuel de la Sota. Imputado, perdió el apoyo en el Concejo Deliberante pero, como ese cuerpo no puede realizar destituciones, se convocó a la consulta popular en la que todas las fuerzas hicieron campaña para que saliera.

Villanueva estuvo siempre vinculado al dirigente peronista de Cosquín Rodolfo Milani, hermano de quien fuera jefe del Ejército César Milani, quien también afrontó denunciado por corrupción y su presunta participación en la represión ilegal durante la última dictadura. Villanueva, siendo intendente, logró que el edificio municipal fuera bautizado “Don César Milani”, en honor al padre de los hermanos, un histórico dirigente peronista de Cosquín.