Cómo impactará en el precio de los alquileres el primer trimestre de inflación, el peor desde 1991

El aumento de los precios golpea el bolsillo de los argentinos y preocupa a inquilinos y propietarios en un contexto de incertidumbre y poca oferta de inmuebles. Con el dato de inflación del primer trimestre del año, que se destacó por ser el peor desde 1991, ¿qué pasará en los próximos meses con los valores de los alquileres?En los primeros tres meses de 2022, la suba de los precios acumuló un 16,1%, mientras que en 12 meses sumó 55,1%. Los economistas remarcan que la inflación de 6,7% de marzo, la más elevada desde abril de 2002, superó los peores registros del gobierno de Mauricio Macri. En ese sentido, hablan de grandes desafíos que deberá afrontar el país para que el panorama mejore.Por un lado, el dato de inflación se verá reflejado en el porcentaje de ajuste de los contratos de locación ya firmados. Tal como explica a LA NACION el economista especializado en vivienda Federico González Rouco, si aumenta la inflación el piso de incremento de los alquileres será mayor ya que el Índice de Contratos de Locación (ICL) que elabora el Banco Central (BCRA) es un indicador que contempla dos variables: la inflación (de acuerdo al IPC que mide el Indec) y los salarios, según la remuneración promedio de los trabajadores estables (Ripte).Barrio por barrio, el precio del metro cuadrado y la rentabilidad de un alquiler“El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA arrojó en marzo una proyección de inflación de 59,2% para 2022, antes de conocer el dato de 6,7%”, señala el economista y remarca que, la última vez que la Argentina tuvo este panorama fue a comienzos de la década del ‘90. “Es un poco más de lo mismo: si sube inflación y salarios, el ICL va a aumentar en esa línea”, indica.Además de los aumentos que se verán en los contratos firmados, González Rouco anticipa que lo que podría pasar es que los valores iniciales de alquiler se disparen, aunque es imposible calcular cuánto. Según información de ZonaProp, en el primer trimestre del año, los precios acumulan una suba de 14%. Así, alquilar un monoambiente de 40 m² en la Ciudad de Buenos Aires cuesta $44.900 en promedio; un departamento de dos ambientes y 50 m² se paga $53.450 y una unidad de tres ambientes y 70 m² sale $73.930 mensuales.“El impacto hoy en el mercado inmobiliario es el mismo que en el resto de la economía. Con una proyección de 60% de inflación es imposible pensar en una inversión”, opina el economista. “Además, con un ajuste anual, ese 60% significa que el último alquiler perdió cerca de un tercio del valor, así que el incentivo es menor”, agrega. En el contexto actual de baja oferta de alquileres, el pronóstico es negativo.Según cuenta a este medio Soledad Balayan, titular de Maure Inmobiliaria, marzo fue un mes “atípico”. “Llegamos a tener disponible un solo alquiler en oferta y eso claramente impacta en los precios. Menos opciones, valores más altos”, explica. Señala que el dato de inflación “tendrá un impacto en los precios en los próximos meses” y anticipa que la baja disponibilidad de opciones para alquilar no se revertirá en el corto plazo. “Están tratando la ley en el Congreso, porque el propietario indeciso por ahora no hará nada y esperará”, afirma.Calculá cuánto dinero se necesita para iniciar un contrato de alquilerA su vez, Diego Migliorisi, socio gerente de la inmobiliaria homónima, suma otro factor que ahuyenta a inversores y agrava la situación de la poca oferta: la baja rentabilidad que deja un alquiler, que según ZonaProp hoy se ubica en 3,46% anual. “Es un punto a considerar porque quien compra una propiedad e invierte en bienes raíces en la Argentina está apostando por el país. No es una inversión volátil y lo que obtiene es muy poco”, asegura.Es que los importantes aumentos que debe afrontar el inquilino mes tras mes, según explica un informe de Reporte Inmobiliario, están lejos de convertirse en un beneficio o ventaja para el propietario. De acuerdo a ese análisis, para igualar la rentabilidad que un propietario obtenía en 2017 (5,4% anual en promedio) los precios de los alquileres actuales deberían aumentar más del doble o bien el precio de venta tendría que reducirse a menos de la mitad, algo imposible de afrontar para un inquilino en el contexto actual. Por el momento, la mayoría de los especialistas no ve una solución en el corto plazo.Conocé toda la información del mercado inmobiliario en LN Propiedades